1

Que no se puede publicar en Instagram

Que no se puede publicar en Instagram

Instagram acumula multitud de polémicas por su política de uso, y de si impone censura en la red social. Alguna de las fotos que se publican, pueden ser calificadas como inapropiadas para la plataforma. Aunque no estén de acuerdo los autores.

Puedes escuchar el podcast de la emisión en Onda Cero rioja baja


Por ejemplo, movimientos como #Freethenipple, (“libera el pezón”, en inglés), se revindica un tratamiento más natural del cuerpo humano. Y es que en Instagram se pueden mostrar fotografías de senos femeninos, pero no de sus pezones.

Para no tener problemas con las normas de uso de Instagram. Y para que todo el mundo lo tenga claro, recopilo algunas de las normas de la red social, para saber qué podemos publicar y qué no en Instagram.

Para empezar, Instagram tiene varios apartados dedicados tanto a usuarios comunes como a padres y a fuerzas de seguridad. Además de advertir sobre el grado de privacidad que cada usuario debemos escoger para nuestra cuenta, hay una normativa que todo aquel que quiera entrar debe cumplir. De momento, quien tiene la última palabra siempre es Instagram. Y a veces, de forma subjetiva.

Desnudos, a veces sí

En el apartado para padres aparecen dos dudas que surgen con frecuencia en padres de adolescentes con perfil en Instagram. Para empezar imágenes de resultados de mastectomías y madres amamantando. Sí que se pueden publicar. Con su posterior justificación. Ya que estas dos tipos de fotos fueron objeto de censura por la red social no hace mucho.

Es poca cintura la que Instagram tiene con los desnudos. Lo dejan muy claro en sus normas. No hay lugar para desnudos en la red social, por muy creativo o artístico que sean. Eso sí, no hay ningún problema si lo que se muestra es un cuadro o una escultura de un desnudo.

Además, censuran  literalmente “nalgas totalmente al descubierto, algunas fotos de pezones femeninos y genitales”. No queda muy claro qué tipos de pezones sí tienen hueco en Instagram. Pero la batalla contra esta cláusula en concreto dura desde que en 2013 entraron en vigor las normas de uso actuales. Y desde entonces involucra a personalidades de todos los ámbitos. Los famosos tampoco se libran del veto.

Privacidad de los niños

Otra de las líneas rojas de Instagram, además de los desnudos, son los niños. Parece ilógico que una fotografía de un bebé se elimine del perfil de su padre. Pero lo cierto es que esto puede ocurrir si Instagram considera que puede ser almacenada para fines ilícitos.

Como ellos literalmente explican, “podemos eliminar contenido para impedir que otras personas tengan la posibilidad de reutilizar este tipo de imágenes de forma inapropiada”.

Pero seguro que todos hemos visto fotos de bebes, de muchas maneras en Instagram que no han sido censuradas. De lo que se interpreta que, aquí la red social decide según crea, casi de manera subjetiva que fotos de niños pueden publicarse.

En el caso de que decidamos publicar imágenes, nos debemos asegurar de tomar algunas precauciones. Antes de ponernos a compartir a lo loco, debemos pensar sobre qué repercusión podrían tener esas fotos o vídeos. Para el niño pasado los años.

Lo que en un momento dado a nosotros nos puede resultar emocionante, bonito o gracioso, puede que al niño el día de mañana, no. Pensemos por un momento que toda nuestra vida estuviese publicada en Internet, ¿nos gustaría que estuviese al alcance de cualquiera? Nuestro primer baño, primera patadita, primer diente, primera papilla, primeros pasos, aquella vez que nos caímos en el parque. Quizás nos haga ilusión verlas, pero de una forma más íntima ¿verdad?

Al publicar fotos de niños, asegurarnos de que nuestro perfil sea privado para que no tenga acceso cualquiera. En cualquier caso, entre nuestras amistades, siempre se cuela algún conocido o incluso desconocido, por lo que recomiendo limitar al máximo el alcance de la publicación. Para que sólo las personas que realmente queramos vean las fotos y vídeos que compartimos las vean.

Reivindicar con cuidado

Instagram como otras redes sociales, puede ser la herramienta perfecta para dar voz o servir de megáfono a muchas injusticias que de otra manera pasan desapercibidas día a día. Sin embargo, la red social advierte del uso equivocado que se le puede dar.

Mostrar imágenes demasiado gráficas de un conflicto o problema conlleva la eliminación de la publicación. Aunque la intención que tengamos sea condenar la explotación animal, la violencia, por ejemplo, Instagram avisa que “es muy posible que retiremos vídeos de gran violencia gráfica”, advierten en sus reglas de uso.

Pornografía o violencia, prohibidas

Uno de los límites de Instagram es compartido por la práctica totalidad de las redes sociales. La publicación de pornografía o imágenes de violencia está estrictamente prohibida. Es una línea roja. En algunos casos, no solo se elimina la imagen sino que se inhabilita la cuenta del usuario que la haya publicado. Es una de las infracciones más graves que se pueden cometer en Instagram.

Recomendaciones sobre que no debemos hacer en Instagram

Lo primero, no publiquemos fotos que no nos pertenecen. Esta es sin duda una de las reglas más importantes en esta red social. Si hay fotos que nos gustan, decirlo a esas personas que han publicado la imagen. No robemos su trabajo ni tampoco bajemos fotos desde Internet para más tarde subirlas como si fueran nuestras. No solo estaremos  robando el trabajo de otros. También quedaremos como mentiroso y si somos descubiertos podemos perder el acceso a nuestra cuenta.

En Instagram todos los usuarios podemos denunciar una imagen que vemos en la cuanta de cualquier usuario. Por ser spam o contenido inapropiado. La opción se encuentra en los tres puntos encima de cada imagen. Si alguien ve algo inapropiado que no tenga miedo en denunciar, ya que la denuncia en Instagram siempre será anónima. Nadie se va a enterar. Una vez que se denuncie la red social se pone manos a la obra para analizar el contenido denunciado y tomar las medidas que considere oportunas.

No publiquemos spam

El spam en Instagram es un problema que molesta a todos en esta red social. No echemos más leña al fuego publicando fotos o comentarios promocionales indeseados. Recordemos que no existen fórmulas mágicas para conseguir seguidores en poco tiempo. Ni tampoco pensemos convertirnos en millonarios trabajando desde casa, haciéndonos influencers. Al publicar spam, Instagram puede llegar al punto de suspender la cuenta.

No a imágenes solo texto

Instagram está pensado, o la idea con la que debemos compartir fotos. Es la de publicar momentos interesantes de nuestras vidas. No las frases que hemos leído o encontrado por Internet y que suenan bien. Esto también es válido para todas esas fotos con texto de inspiración. Pero que a fin de cuentas no dicen nada en absoluto. Por muy evocadoras sean las frases de Paulo Coelho.

Ese tipo de imágenes igual pueden estar bien para otros sitios, como Pinterest quizás. Aunque realmente no son interesan en ningún sitio. Y si realmente queremos usar texto, intenta añadir texto a las fotos en Instagram de una manera creativa y que resulte interesante.

Nada de fotos íntimas de otras personas

Si tenemos en el Smartphone fotos íntimas de otras personas, no solo podrías estar cometiendo un delito al publicarlas. También estarás demostrando falta de educación y moral. Publicar fotos de este tipo podría traer graves problemas para esa otra persona. Si tenemos fotos de este tipo lo mejor que puedes hacer con ellas es borrarlas.

Cuidado del narcisismo

Aquí hablo del abuso del selfie. Si algo se ha caracterizado siempre Instagram es que instauro el selfie en nuestras vidas. Para todas aquellas personas que publican selfies como el que respira en Instagram, recordar que el mundo no gira en torno a ti.

Esto no quiere decir que no publiquemos este tipo de fotos, ni mucho menos. Pero mucho mejor dedicarse a publicar fotos de momentos interesantes. No solo de nuestra cara. No está mal el publicar de vez en cuando una foto selfie, pero no caigamos en el exceso, en el narcisismo excesivo, publicando una cadena interminable de fotos de este tipo.

No publicar fotos de todo lo que ves

Es muy posible que pueda que alguien se sorprenda de lo siguiente. Pero muchas personas ya hemos visto zapatos, césped, nubes y sobre todo platos con comida en nuestras vidas. Por lo que no es necesario que mostremos todos los platos que comemos cada día.

Puede estar bien si tiene algún motivo de interés… real. Como puede ser una receta que hemos cocinado nosotros mismos. Incluso si estas siguiendo una dieta y quieres mostrar lo que estas comiendo, para reflejar que mantienes la dieta, tampoco es necesario.

Otro ejemplo si vas a un concierto, lo amigos o resto de usuario no necesitamos ver fotos o videos que pueden llegar a ser borrosos y mal iluminados de cada canción. Pero si queremos hacerlo, en Facebook tenemos la opción de crear álbumes conjunto con todas las fotos. En Instagram con una o dos destacadas del mismo concierto ya es más que suficiente. Además si en las compartimos en varios días, se hace menos pesado para quien nos siga.

Fuente: http://www.trecebits.com https://www.aboutespanol.com

Artículos Relaccionados:

Alberto Sánchez

Experto en redes sociales. Conocedor de la gestión y mantenimiento de la presencia online. Y experiencia en la gestión de contenidos online. Con ánimo de divulgar de las bondades del social media. Si tienes algún comentario del tipo que sea, no dudes en comentarlo.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *